viernes, 22 de junio de 2007

La más amada y odiada.


Durante la más de una hora y media que disfrutamos de esta gran historia, admiramos a una Kirsten Dunst mítica y muy diferente a su aspecto habitual: rubia, al principio moderna pero luego vestida de época con peinados bien altos y un vestuario acorde, encarna a una mujer austriaca que sabe poco y nada del protocolo real y que es llevada a Francia para ser refinada y convertirse en reina.
La historia nos muestra a Maria Antonieta sumida en una profunda depresión debido a que su marido (Jason Schwartzman) es un ser frío y distante con ella, y a causa de eso ella es víctima de exagerados rumores dentro del propio círculo, además de generar un odio inusitado por parte del pueblo francés.
No esperen ver una película con saltos inesperados, acción o suspenso. Este es simplemente un largometraje muy tranquilo y lineal acerca de la vida de una adolescente aburrida de ser reina, cuya única felicidad es criar a sus dos hijos.
A modo de biografía, este film no hace más que mostrarnos cuán frívolo puede resultar el ambiente real con sus mujeres chusmas y metiches y sus hombres que pasan poco tiempo con sus esposas, y cuya única diversión son las fiestas de disfraces y fumar un pipa mientras se juega con fichas.
Los exteriores son admirables, por ejemplo en las tomas del Palacio de Versalles con sus inmensos jardines, como así también la escenografía que recrea los lugares donde la reina vivió sus años de gloria. En esta producción se lograron fusionar muy bien los colores (tanto de vestuario como de escenarios y decorados) con la protagonista tal y como su directora (Sofía Coppola) la prefirió: bella y angelical a la vez.
La historia no tiene el trágico y sangriento final que todos esperan: Maria Antonieta sometiéndose a una guillotina, sino que el desenlace es mucho más pacífico y delicado y al venir los créditos uno tiene la sensación de que “falta algo”. En mi opinión, ese vacío tendría que haber sido llenado, de lo contrario la película no nos ofrece la historia fiel y completa. Igualmente se aprende mucho de esta historia!.

--- SI ---

3 comentarios:

El Bambi dijo...

¿Será muy pesada para ver en video esta película?

En París, en el edificio de la Conciergerie, te muestran el supuesto cuarto donde pasó sus últimas horas Antonieta.

Esta película me hace acordar a aquel gran recorrido por el museo ruso de L'Hermitage, en San Petersburgo, ambientado en la época de los zares, con un cierto aire de nostalgia. Era "El Arca Rusa", filmada en una sola toma.

Algo de esta película hay en http://www.zinema.com/textos/elarcaru.htm

Fernando L. dijo...

Apuesto a que el film fue bien recibido más en Europa que en EE.UU. porque a los europeos les gusta lo clásico. En cambio a los yankees les gusta lo comercial y violento.
Pocas veces vi películas que tengan como marco el siglo XVII Y XVIII. La que más me gustó es "Barry Lyndon", la cual la tengo en el altar. Es muy bella esa película. Retrata el ascenso y caída de un ciudadano británico por querer ostentar poder.
Volviendo al film de Antonieta, ¿quién no quizo por lo menos una vez tenerlo todo? Pero si uno ostenta mucho poder, se va a ganar mucha enemistad e indiferencia hacia los demás. Yo, por mi parte, prefiero estar como lo estoy ahora: feliz sin tener una corona de oro.

Y Ud.? Cómo anda? Espero que bien. Supongo que estas con los parciales a full. Así que te dese lo mejor. Quiero dieces!

Eu, Gracias por haberme cumplido el favor de comentar en tu flog algo de Radiohead con su gran canción.

Nos vemos.
Besos.
Bye bye.

Larga vida a la felicidad, a lo simple, a todo y a todos.

Anxie dijo...

Bambi: La pelicula es muy muy tranquila y no es para verla con hijos, ya que obviamente algunas cosas no se entenderian.
Creo que no aburrida para mi gusto, a personas romanticas les entusiasmaria, solo que es demasiado tranquila aunque en realidad hay muchos hechos en esta peli...

Gracias por pasar!