jueves, 8 de marzo de 2007

Click

¿Quién no soñó con tener el absoluto control de su vida en la palma de su mano?
Michael Newman (Adam Sandler) es un arquitecto que trabaja demasiado, a la espera de que su jefe se decida a hacerle socio de la empresa de una vez por todas. Tiene una bella mujer, Donna (Kate Beckinsale), y dos hijos que exigen pasar más tiempo con él. Después de una dura noche trabajando hasta tarde, Michael busca con frustración el mando de la televisión entre los variados controles remotos que hay en su salón. Como no lo encuentra, decide salir a buscar un mando universal que le permita manejar todos los aparatos y llega a una tienda donde Morty (Christopher Walken), un excéntrico empleado, le da un mando experimental que cambiará su vida.

Pronto, Newman descubrirá que no puede jugar con el poder que tiene en sus manos.
Esta genial producción los hará pasar por todos los estados de ánimo. Risas, bronca, ternura, lágrimas y hasta desesperación con un final que no sorprende demasiado pero con una trama que los atrapara hasta llegar ahí.
Adam Sandler se destaca, como siempre, y le pone la cuota justa de humor sin convertir la película en una comedia absoluta. También es para destacar que tiene un buen mensaje acerca del tiempo y recomiendo verla con la familia.
A esta altura solo la van a poder ver en casa, lo cual es bueno porque aunque es excelente, no es una peli para ver en cine.


---SI---

1 comentario:

Fernando L. dijo...

Todavía no vi el film, pero si trabaja Adam, debe estar buena. Comedias como Happy Gilmore, Anger Managment, The Weddy Singer y otras son muy buenas.

3 Hurras por Adam y Jim Carrey

Besos